sábado, 7 de febrero de 2009

Humildad y valor!

La humildad es una de las virtudes, que incluso antes de conocer al Señor, he anhelado.
Cristo le da sentido a este regalo de Dios, pero que dificil es lograr mantener humildad y mansedumbre en nuestro diario vivir. Cristo dice: "Soy Manso y humilde de corazón".
Como mujeres tenemos que lidiar con tantas cosas, pero ¿En qué se ha convertido la palabra humildad para nosotras en los últimos tiempos??
Llega a mi mente la Reina Esther y pienso lo difícil que han de ser esos tiempos donde la cultura entonces no le permitía mucha libertad a la mujer, pero Esther era libre en su corazón porque tenía a Yaveh. Su mente era libre de creer en su Dios a persar de tantos "dioses" que se adoraban en ese tiempo.
Su humildad fue impresionate. Ella fue paciente y espero el momento adecuado para acercarse a su esposo Rey, y pedirle que librara a su pueblo de la muerte decretada.
Humildad que la llevo a postrarse por tres días en ayuno y oración a Yaveh, no para pedir que su Esposo Rey la aceptase, ya que había perdido su favor, sino para que Yaveh le ablandara el corazón y pusiera en su boca las palabras precisas. La atención de Dios no se hizo esperar en favor de esta intercesora.
Ella logro el favor de Dios con oración y humildad. Su pueblo fue salvado de la muerte.

Toda la presión del mundo que recibimos diariamente, a causa de la distancia entre Dios y los hombres, ha hecho que la mujer se deje influenciar y cambiar su integridad por cosas vanales. Ejemplo de esto la mujer profesional que tiene que luchar mucho para obtener puestos laborales íntegramente, sin que su cara bonita o cuerpo perfecto sea el ojo que determine tu capacidad.
Pero ¿qué tiene que ver un anuncio de una motocicleta con una mujer semi desnuda y la venta de la moto?? hemos dejado que el destape o "liberación" sea la que obtenga las mejores remuneraciones... o acaso no te das cuenta que la mayoría de la publicidad (por decir un caso) la mujer esta vestida de manera provocativa???
¿Que vamos a hacer? ¿dónde esta tu valor?

Cuando te dejas amar por Dios todas esas preguntas encuentran respuesta. Solo en Cristo Jesús puedes sentirte Amada, segura, perfecta, bella y todas las cualidades que estas buscando, sin importar como seas físicamente. No dejes que lo externo sea lo que te guíe. La persona que en realidad te valore querrá conocer tu interior, que es en realidad donde esta tu tesoro. Lo físico en la vejez se habrá ido, pero tus valores permanecerán.
Vamos a abrir nuestro corazón cada día a la acción del amor sublime de Yaveh que solo te pide que te dejes amar, para que así como la reina Esther en el momento que necesites puedas clamar con seguridad de que serás escuchada.
Que la dulzura, ternura y amor de Cristo Jesús llene tu corazón y que la humildad sea el regalo de Dios para tu vida.

4 comentarios:

  1. Hermoso artículo. La Mujer es un ser delicado ante Dios, lo vemos por la instrucción que da al hombre de vivir con ella como si fuera un vaso frágil. Dios le da dignidad a sus seres creados, no es bueno perderla por una falacia, por un guiño de la sociedad. Hay que tener humildad para reconocer que solamente Dios puede cambiar las vidas, las mentes y todo nuestro entorno. Dios llevé este mensaje escrito en este blog a muchas mujeres encadenadas a una vida llena de materialismo y superficialidad.
    Bendiciones, dejo mi cariño y mis saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cuan necesario es en estos tiempos que la mujer entienda que no es un objeto, una mercancía que se necesita vender, promocionar... le doy gracias a Dios porque me ha hecho saber que nosotros, todos sus hijos e hijas, somos perlas valiosas para Él...

    Debemos ser húmildes y pedirles al Señor que nos enseñe a humillarnos como Él se humilló... pero también a sabernos dignos, pues nadie tiene derecho a quitarnos nuestra dignidad, pues nuestro Padre, que es el mismo y único Dios, la respeta y la valora, entonces, por qué no habremos nosotros, simples mortales respetar la nuestra y la de los demás?

    Bendiciones Julieta!

    ResponderEliminar